24 de marzo de 2014

Invitaciones de Boda

Ainhoa y Hugo lo tenían clarísimo desde el principio. Querían una boda sencilla, familiar y donde cada detalle contara su historia de amor. Así que, por qué no empezar por el principio: un día, el 16 de julio de 2011 cambió sus vidas.

"Cambiaste mi vida, justo ahí, sólo porque te vi."

La invitación de boda de Ainhoa y Hugo debía contar cómo esa noche de verano, se encontraron y ya no volvieron a separarse. Dos años después, un 16 de julio de 2013, celebraban su boda. Todo debía girar alrededor de su canción! Aquella que les ha acompañado a lo largo de estos dos años, y que transmite con palabras, lo que ellos sienten el uno por el otro.

"Y yo que siempre presumí, de que nadie me iba a atar
y que siempre me quise a mí sobre todo lo demás.
De pronto te vi, y tu me miraste a mí,
cambiaste mi vida, justo ahí, sólo porque te vi."

¡Ya lo teníamos! Los tonos ocres y cálidos, que reproducían ese caluroso día de verano, las estrellas de la noche, unas libélulas de fondo, y por supuesto.... ¡¡Su canción!! Decoramos unas preciosas (y muy, muy chulas) cajitas de SelfPackaging ( http://selfpackaging.es/) con unas estrellas de cobre y las cerramos con una faja donde escribimos uno de los versos. Dentro de la cajita, la invitación y un CD donde los novios grabaron diferentes versiones de su canción. Por último, decoramos unos pomperos siguiendo esta misma linea, et voilà! 

"Y supe que por ti, iba a robarle el cielo al mar,
y a las estrellas un collar, para ti."








¿Por qué no inspirar tu invitación de boda en vuestra canción?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios:

Blogging tips